29
Oct
2018

Source: Europress

Las ONG de conservación marina han celebrado la decisión este fin de semana de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo de prohibir el desembarco de tiburones y otros pelágicos sin su aleta adherida al cuerpo, lo que contribuirá a “cerrar lagunas” en esta práctica en la región.

La Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) ha adoptado una propuesta que partía de la Unión Europea con el fin de reforzar la prohibición regional del aleteo, que es la práctica de cercenar las aletas de los tiburones y arrojar sus cuerpos al mar. Ahora, la nueva política obligará a desembarcar todos los tiburones con las aletas adheridas naturalmente al cuerpo. Para las ONG, esta prohibición total del cercenamiento de las aletas de los tiburones es “la primera de su índole” adoptada por un organismo internacional de ordenación pesquera comprometido con la protección de múltiples especies de tiburones pelágicos, como por ejemplo los marrajos.* El portavoz de la organización Shark Trust, Ali Hood, ha agradecido “particularmente” a la UE por su “perseverancia” en la defensa del requisito de desembarque con las aletas adheridas al cuerpo. “Esta política es esencial no solo para poder velar por el cumplimiento de las prohibiciones de aleteo, sino también para recopilar información vital sobre las capturas de tiburones”, ha dicho.

Continuar